René Guénon: El Maestro de la Tradición Perenne

El Maestro de la Tradición Perenne

Antología de artículos guenonianos

René Guénon

2021

979-8504926506

Hipérbola Janus

286

★★★★★


El pasado mes de diciembre tuvimos la oportunidad de publicar un recopilatorio de artículos inéditos en castellano de Julius Evola (1898-1974), uno de los autores más heterodoxos y polémicos que podríamos inscribir en la corriente de los grandes intérpretes de la Tradición, y al que consideramos fundamental para entender nuestra concepción del mundo y nuestra propia misión como proyecto editorial. No obstante, y de acuerdo con las propias filiaciones del Barón romano, que siempre fueron controvertidas, René Guénon (1886-1951) fue uno de sus principales referentes, si no el más importante y al que podemos considerar, de pleno derecho, como el primer sintetizador e intérprete de la Tradición Primordial, de sus símbolos sagrados y de las doctrinas esotéricas y sapienciales anejas a ésta. Obviamente, no vamos a entrar en las diferencias que Julius Evola y René Guénon pudieran tener a lo largo de sus respectivas trayectorias, porque no es el cometido del presente escrito, y excedería por mucho el propósito de esta presentación. 

Con lo cual debíamos un recopilatorio a René Guénon, a su dilatada trayectoria como autor de la Tradición, que se inicia en 1909, con apenas 23 años, cuando abandona su Blois natal para ir a estudiar a París, y que concluye el mismo día de su muerte, en El Cairo, un 7 de enero de 1951. Durante estos más de 40 años el Maestro francés nos ha legado veinte libros y más de 300 artículos. El ámbito en el cual se desarrollaron sus escritos comprende temáticas muy variadas, y van desde sus estudios tradicionales, sobre conceptos y principios de la Tradición propiamente dicha, con sus notables conocimientos en materia de indología e islamismo, así como de la historia de las ideas y la filosofía, ciencias experimentales, psicología o antropología en un espacio cronológico que abarca milenios de historia. Es a partir de este conglomerado complejo e inabarcable que René Guénon logra vertebrar un discurso acerca de la Verdad que identifica plenamente con la Tradición, y frente a la cual la modernidad, entendida e identificada plenamente con el modelo del «Occidente moderno» no supone sino una anomalía, una desviación que marca el languidecer de los tiempos, bajo el crepúsculo de una civilización carente de otra dimensión que aquella material, y por tanto condenada a desaparecer si no ejecuta una acción rectificadora.