Geopolítica de Carlo Terracciano

Geopolítica

Carlo Terracciano

2021

979–8756699838

Hipérbola Janus

340

★★★★★


Abordar la figura de Carlo Terracciano (1948-2005) en el ámbito del pensamiento disidente hispánico es una labor compleja, y más en la medida que estamos hablando de una figura escasamente conocida más allá de los ámbitos especializados, y cuyos escritos más importantes no tenían, hasta el día de hoy, la merecida difusión que la magnitud de su obra precisaba. En español conocíamos algunos artículos y pequeños opúsculos, especialmente en relación a la obra de Julius Evola, como Rebelión contra el mundialismo moderno. Actualidad revolucionaria de la obra de Julius Evola en la Era de la Globalización», donde nuestro incisivo autor actualiza el pensamiento evoliano en contraste con la situación de la Europa de la segunda posguerra mundial. El escrito citado contiene ya una serie de precisiones en torno al campo de la Geopolítica, que fue aquel en el que más destacó a lo largo de su trayectoria intelectual. Al igual que en la obra que nos disponemos a presentar, Geopolítica, en este escrito vemos las mismas líneas de pensamiento allí trazadas, y más en particular la situación de la Europa post-Yalta, y las perspectivas del mundialismo globalizador representado por el Estados Unidos americanocéntrico respecto a una Europa debilitada, entre las dos grandes potencias geopolíticas de la Guerra Fría, y desde un discurso revolucionario en la búsqueda de rehabilitar el sentido de potencia geopolítica de Europa desde un punto de vista tradicional y revolucionario, como Imperio y Comunidad orgánica. 

Carlo Terracciano aparece como uno de los principales promotores y difusores de la geopolítica, tanto como ciencia en el ámbito de su estudio, como en aquel de sus utilidades y provecho como herramienta revolucionaria y al servicio de los intereses de la depauperada y dependiente Europa de la segunda mitad del pasado siglo. Y es que el interés creciente de nuestro autor por recuperar una ciencia denostada, olvidada y enterrada en los años de entreguerras también nació de un interés militante, de la necesidad por recuperar la identidad y las libertades europeas en un escenario geopolítico continental, integrador en relación a la concepción de Eurasia y las corrientes anejas a éste que vemos expresadas a través de su principal figura, Aleksandr Duguin. En un contexto más amplio, y trascendiendo el ámbito euroasiático, Terracciano también reivindica un proyecto común de los pueblos del mundo contra el globalismo, identificado plenamente con los valores descendentes y destructivos del americanismo estadounidense. Es por este motivo que el pensamiento del autor italiano encontró importantes aliados en los ambientes nacional-comunistas o en el Irán renacido bajo los auspicios de la revolución Jomeiniana de 1979. Será precisamente en ese encuentro con las corrientes del pensamiento euroasiático donde los resultados de la obra de Terracciano conseguirán sus resultados más fecundos. El propio Aleksandr Duguin nos relata en un artículo traducido al castellano las contribuciones de Carlo Terracciano al pensamiento geopolítico general, y a aquel euroasiático en particular, de una forma magistral bajo el título «La geopolítica existencial de Carlo Terracciano». 

A tal respecto, con ocasión de un congreso celebrado en Moscú a comienzos del año 1993 señalaba:

«Nosotros, herederos sin patria de un imperio que hizo la historia civil del mundo antiguo, pedimos al pueblo que ha recogido la herencia histórica y espiritual de Roma y Bizancio: ¡ayudadnos a rescatar juntos nuestro y vuestro pasado! Porque en la Tradición y en la memoria histórica y ancestral de los pueblos es la clave que abre las puertas del futuro».